domingo, 5 de junio de 2005

se nos olvidan las flores

Cuando se abre una flor
Al olor de la flor
Se le olvida la flor
(Joan Manuel Serrat, en Señora)
(Yo realmente he oído la versión de Marea)

Cada uno es olor de muchas flores. O quizá desgraciadamente de sólo una. ¿Debemos, como dice la canción, olvidarnos de las flores de las que venimos? ¿O apuntar en nuestro haber nuestra propia generación? Claro que no debemos olvidarnos. El olor no tiene memoria, pero nosotros sí. Un rasgo necesario para que un ser sea inteligente es que tenga conciencia de sí mismo, y nosotros los humanos, a veces, rechazamos recordar la parte tan fundamental de nosotros mismos como son las flores de las que venimos. Unas margaritas y otras no tan bonitas, así es la vida.

Termino con otra frase de Marea:

No hay romance ni flor
que supure en amor
viviendo en un florero.
No se pueden regar
con agüita con sal
las flores de romero.

Quizá otro día comente en cuantísimos floreros caen nuestras conciencias, creyendo tener el agua asegurada dentro de un pozo, en vez de buscarla en la lluvia de la gente.

2 comentarios:

Gorka dijo...

Se te va la pinza se te va...

Rober dijo...

que si se me va...
no lo sabes tú bien cómo.
es que el martes tengo examen de ingeniería del software y eso afecta.
un abrazo