jueves, 22 de junio de 2006

tengamos suertecita...

Cuatro semanas después del primer examen se nota el primer síntoma. Las cervicales. Aún quedan dos prácticas (con dos documentaciones), un trabajo y una exposición. Y encima, el día después de acabar los exámenes hago lo propio con las vacaciones del curro (que eran ad-hoc para los exámenes, claro).

Si alguien me lee (confío en que sí), y estás de exámenes (y si no también),te digo como Bunbury...

Que tengas suertecita, que te conceda la vida, cada día, lo que mereces...
Que no te falte de nada, que no te de la espalda, la esperanza...
Que encuentres el buen camino, que sea el tuyo y el mío, y, si es el mismo, enséñamelo...
Que no hagas caso de aduladores, que no te fíes de los vencedores, ganando competiciones, elecciones y popularidad...
Que tengas suertecita...
(...)
Que no pierdas más el tiempo, que ser el rico del cementerio, no es buen invento y es peor epitafio...