lunes, 26 de junio de 2006

El juego de la vida

No es otra metáfora. Es un juego para 0 jugadores. Se disponen las casillas iniciales y evoluciona, por turnos o instantes discretos. Sorprende ver cómo se parecen determinados patrones (y determinados conjuntos de reglas) a situaciones reales. Este verano programaré mi propio simulador, como no podría ser menos tras haber visto tantas y tantas implementaciones en Java de lo mismo (con bastante pinta de estar mutuamente inspiradas...).

Bueno, besitos y abrazos para todos!