martes, 27 de junio de 2006

presunto desmentible

He recuperado un post perdido del 3 de febrero. Creo que no tiene mucho desperdicio,a sí que...

El fracaso del pseudo-europeísmo tratadista y el galopante ascenso de los triunfos redilistas nos aproxima a una etapa donde la socialdemocracia se muestra más inusualmente conservadora que nunca. El nacionalismo es y será siempre de derechas, y es por tanto inconcebible el federalismo catalán de Rovira.

Pero que determinados individuos que gestionan negocios con terroristas sean nacionalistas cabe (al estar en España, claro) dentro de la normalidad. Lo que no cabe ni cabrá nunca es que el presidente del gobierno, representante del partido de Pablo Iglesias, con un antecedente tan internacionalista como Felipe González (detrás vendrá quien bueno te hará) sea promotor de la defensa de los intereses de la minoría poderosa, al más puro estilo caciquil español. Ni que ministros aledaños y demás burócratas multiespecialistas no se preocupen de terminar de legislar la constitución, aún en pañales, y promuevan cambios de dudoso sentido común. Más valdría que cambiaran la ley que le da más diputados a los votos a partidos nacionalistas y que se preocuparan de continuar en sentido democrático, hasta que tengamos un sistema mejor, con la política exterior y territorial de España, bases de la paz que se vive desde hace 30 años.

2 comentarios:

Kina dijo...

hola he aterrizado de casualidad en tu blog... y me encanta...

saludos.

Rober dijo...

Me alegro!

Últimamente andaba descuidado, pero espero que al acabar los exámenes vaya resurgiendo.

Saludos!