martes, 11 de julio de 2006

Con sacarina, por favor

Coge el paraguas, que llueve. Podíamos habernos quedado en casa. Mira la que cae. Y los charcos, ¿qué? Llevo el pantalón perdido. ¿A dónde vamos a ir? ¿A dónde siempre? Mira qué lleno está. Yo lo de siempre. Bueno no, un café solo. ¿Y tú? Bueno, tú pide lo que quieras. Ah!, con sacarina, por favor. Hace calor aquí dentro. ¿Cuánto te han cobrado? Cada día más caro. ¿Sabes algo de éste? No, no, yo nada. Desde aquello, ya sabes... Te noto callada. ¿Es por algo? ¿Qué te pasa? No, venga. Cuéntamelo. Sabes que no es cierto. Lo sabes. ¿Que prefieres que te lleve a casa? Vale, como tú lo veas.


¡Buenos días! ¿Qué tal has dormido? Yo aún tengo sueño. Mi fábrica de sueño no para. Supongo que me quedaré un poco más en la cama.