viernes, 12 de agosto de 2005

Cuánta mala sangre

Al final me veo en Cáceres unas horas más. Preferimos aplazar un viaje que vernos en una movida en tierras extrañas. Pasé toda la mañana dormido; hacía tiempo, de hecho, que no dormía tan bien. He soñado que un niño con un dardo me hacia una herida al clavarmelo y para regañar al niño lo he manchado entero enterito de sangre diciendo "ahora vas y le dices a tu madre cómo lo has hecho". Pero dios! como lo he puesto de sangre. Oscura además. Si total, la herida era un sólo punto en un brazo, no sé de donde he sacado tanta sangre. Y tanta mala saña para hacer eso, que el niño no paraba de llorar. Pero es que se lo tenía avisado, venga a jugar con el puto dardo. Y esto ha sido mi primera siesta, la de antes de comer. Me acuesto de nuevo, pues.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuánta mala sangre es leer tanto byte de tonteria...
Menos mal que es gratis y no pagas impuesto por ello, porque en ese caso....

Gorka dijo...

Joder, se te va la perola... pero si tuviera mis apuntes de psico en frente creo que podria hacerte un pequeño psicoanalisis y creo que esto tiene que ver con algo del Complejo de Edipo o Electra...

Anónimo dijo...

jajajajajajaja
¿necesitas tus apuntes de psicología para psicoanalizarme?
No eres una maravilla de alumno evidentemente.
Y ¿que vienen a jugar aquí el Complejo de Edipo o el de Electra?
Si, si, continua leyendo tus apuntes de psicología, o mejor dicho, comienza a leerlos verdaderamente, pues no los has entendido muy bien, no los has tomado bien o eres un burraco incapaz de entender lo que ha escrito.

Otra pregunta que me hago ¿Gorka y Rober son la misma persona?... Osea que Rober escribe y contesta a sus amigos imaginarios.

Ayyy Rober, noooo si yo me dije...

Este chaval es muy divertido.